Uno de los factores que siempre suele acompañarnos en cada entrenamiento, es la música. Todos buscamos siempre esas canciones que nos motivan, suben nuestra energía y nos hacen llegar un poco más lejos… pero… ¿Hasta qué punto es ésto cierto? ¿Realmente afecta la música a nuestra capacidad? Vamos a verlo.

La verdad es que los estudios, tras analizar multitud de parámetros y variables asociables al efecto de la música, han encontrado resultados algo contradictorios, pero, sin embargo, si son indicativos de que la música adecuada puede producir aumentos en nuestro rendimiento, o a su vez, disminución de éste, en el caso de música mal elegida. ¿Curioso verdad?

Lo cierto es que en algunos estudios se aprecian cambios notables aunque en otros no.

Por ejemplo en un estudio en el que se sometieron a varios sujetos a recorrer una distancia en bicicleta, unos con su música rítmica preferida y otros sin música, aquellos que iban con la música obtuvieron significativamente mejores tiempos con una velocidad y potencia mayores, a los que iban sin música.

Sin embargo, cuando se aplicó el mismo sistema, pero a una distancia corta en la que debían ir a su máximo de capacidad, no hubo diferencias notables.

A priori, podría concluírse que la música nos ayudará a aumentar nuestro rendimiento, pero nunca más allá del máximo voluntario que podamos desarrollar.

Otros estudios se enfocaron a distancias máximas, es decir, hasta el agotamiento. En éste estudio se demostró que la música ayudaba, aquellos sujetos que iban distraídos con la música notaban más tarde las señales corporales del agotamiento, haciendo que prolongaran con ello su duración en la prueba.

También se compararon los efectos según el tipo de música, es decir, una música lenta, o deprimente, perjudicará el rendimiento mientras que una motivadora lo impulsará.

Queda patente que la música no afecta a nuestro cuerpo, pero sí a nuestra mente. No aumenta nuestra resistencia ni nuestra fuerza hablando en parámetros puramente físicos, pero si aumenta el grado de motivación y de diversión que puede llevarnos a esforzarnos un poco más sin darnos cuenta… nos estimula y mejora nuestra predisposición al esfuerzo.

Así que ya sabes, merece la pena pasar un rato buscando esa música que te gusta, no olvides nunca llevar la música contigo a tus entrenamientos y sobre todo, ¡compartirla con tus compañeros!

 

Referencia:

Brooks, KA, Brooks, KS (2010). Enhancing Sports Perfomance Through The Use Of Music.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Logo_footer   
Federación Española de Street Workout y Calistenia.
FESWC © 2017 - Síguenos en:          

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPolishPortugueseRussianSpanish